El Espacio Iberoamericano del Conocimiento (EIC) es una iniciativa que surge en el marco de la XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebró en Salamanca, España, en octubre de 2005.

 

Los mandatarios acordaron "avanzar en la creación de un Espacio Iberoamericano del Conocimiento, orientado a la necesaria transformación de la educación superior, y articulado en torno a la investigación, el desarrollo y la innovación, condición necesaria para incrementar la productividad brindando mejor calidad y accesibilidad a los bienes y servicios para nuestros pueblos así como la competitividad internacional en nuestra región". Así mismo, solicitaron a la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), a la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y al Consejo Universitario Iberoamericano (CUIB), que tomaran las medidas necesarias para hacer realidad este espacio común del conocimiento en Iberoamérica.

 

Con el impulso de esta nueva iniciativa se trataba también de reconocer, sistematizar y dar apoyo a una realidad que las propias instituciones de educación superior venían forjando mediante una intensa y cada vez más estrecha colaboración, fruto de grandes esfuerzos institucionales y fundada en una historia, una cultura y unas lenguas que compartimos.

 

Siguiendo el mandato de los Jefes de Estado y de Gobierno, los tres organismos regionales han avanzado en el proceso de consultas y concertación con vistas a la constitución del EIC, sobre la base de los principios de gradualidad, flexibilidad, calidad, corresponsabilidad, multilateralidad, complementariedad solidaria y beneficio mutuo. A partir de un diagnóstico de la situación de la educación superior y la ciencia en la región, se han ido diseñando diversas iniciativas orientadas a contribuir, desde una perspectiva regional, a la mejora de la calidad de la educación superior de nuestros países.

 

 

 

 

 

Desarrollo y mantenimiento: asenmac